Últimas reseñas

domingo, 20 de abril de 2014

Reseña de El jardín Secreto -Frances Hodgson Burnett

Título: El jardín secreto
Autor: Frances Hodgson Burnett
Editorial: Everest, Ediciones B, etc
Saga: Autoconclusivo.
Nº de páginas: 295
Fecha de publicación: 1910
Precio: 10€

Sinopsis

Inglaterra, comienzos del siglo XX. Tras perder a sus padres, víctimas de una epidemia de cólera en la India, Mary Lennox, una niña enfermiza y de pésimo carácter, viaja hasta el condado de Yorkshire para vivir al amparo de su tío Carven, un hombre también huraño. Misselwhite, su nuevo hogar, es una enorme mansión situada en un páramo, cuyas paredes rezuman tristeza y, sobre todo, guardan más de un misterio. Desafiando las advertencias de la señora Medlock, el ama de llaves y fiel protectora del tío Craven, y de Martha, su niñera, Mary penetra en un recóndito jardín de la finca que permanece cerrado desde hace diez años... Cruza una barrera que la separaba de un mundo enigmático y prohibido, y descubre la belleza de un universo gobernado por la sencillez y la generosidad.



Mi opinión

Sobre este libro no tenía grandes expectativas, ya que no es muy conocido. Pero tampoco iba sin ellas, por que por otra parte, mi madre lo había leído antes y le había gustado y eso es algo milagroso, creedme. Por lo que, cuando comencé a leerlo, me sorprendió encontrar en su interior una bella historia escrita para degustarla poco a poco. Con un sin fin de frases dignas de rememorar gracias a la prosa tan poética y hermosa con la que el autor lograba deleitarnos de cada cambio, hecho o descripción que apareciera en el libro.

* * * * * * * *
<<Para su asombro, aquel rostro curtido por la interperie cambió de expresión, y dibujó una sonrisa. El jardinero parecía tan diferente... y esto hizo pensar a Mary lo maravilloso que era sonreír: Cuando una persona sonreía parecía mucho más agradable; era una cosa que no se le había ocurrido hasta aquel momento.>>
* * * * * * * *

Su protagonista principal es Mary, una niña en un principio agria, mimada y nada querida por sus padres, acostumbrada a que la sirvan y a hacer lo que quieran en la India, pero que tiene que aprender a apañárselas sola tras la muerte de sus padres por una epidemia de cólera, ya que en su nuevo hogar sólo hay una persona que no la ignora, Marta, una simpática criada de Yorkshire que, mediante historias de aventuras sobre su madre y sus hermanos le hace querer salir, jugar, y logra que poco a poco sea una niña de verdad. Esos cambios también son producidos por el agrio jardinero Ben, y su petirrojo, que hacen algo menos solitaria su estancia en la mansión, y la existencia de un misterioso jardín que Mary sólo quiere descubrir y revivir, ya que ha estado más de 10 años cerrado. Conocerá también a Dickon, el chico que habla con los animales, y a Colin, un chico tan mimado como ella, pero que juntos experimentarán un gran cambio. Les cogí mucho cariño a los personajes.

La bella historia encerrada en sus páginas trata de superación, misterios, amor a las cosas pequeñas... Su narración lenta, pausada, no se hace pesada en ningún momento, pero tampoco te provoca una sensación de querer seguir adelante para saber que pasa hasta el punto de devorarlo. Es una lectura que te permite saborear el libro, ideal para, en épocas de exámenes u ocupadas, tomar un rato de tranquilidad y relajarte leyendo un capítulo. 

* * * * * * * * 
<<-¡Dickon! ¡Dickon! -gritó Mary-. ¿Cómo has podido llegar tan pronto? ¿Cómo? ¡El sol acaba de salir!
Él se levantó, sonriente y despeinado, y entusiasmado; sus ojos parecían un trozo de cielo.
 -¡Eh! -dijo-. Me he levantao antes que él. ¿Cómo me iba a quedar acostao? El mundo entero ha vuelto a empezar esta mañana, ¿no lo ves? Se está moviendo y resonando, arañando y trinando y haciendo nidos y echando aromas, y hay que salir, en vez de quedarse tumbao. Cuando amaneció, el páramo se volvió loco de alegría, yo iba por entre los brezales, corriendo como un chalao, gritando y cantando. Y vine directamente aquí, no podía quedarme por ahí, porque estaba el jardín aquí, esperándome.>>
* * * * * * * *

Un detalle bastante gracioso es que la traductora, al escribir el escritor algunas palabras no en el inglés correcto, si no tal y como las dicen en el dialecto de Yorkshire, hizo algo parecido a su vez. Leer a Dickon y a Martha, que tienen un acento de Yorkshire muy marcado, era como leer a un andaluz hablando (vamos, a mí misma xDD). 
Pero no todo fueron cosas buenas en esta novela, aunque he de decir que en mi opinión los detalles "malos" tienen una muy poca importancia a nivel general. El detalle negativo es en mi opinión algunas alusiones religiosas que incluía el libro. Pero al ser un libro no actual (1910), es algo que cabe a esperar. Tal vez también pensaréis, ¿hay amor? Claramente, al ser unos niños de 10 años, es difícil esperarse un amor al que todos los lectores de Juvenil Romántica acostumbran a leer. Hay amistad, cariño, pero nada de lo llamado amor. Los más románticos pueden imaginar un romance cuando crezcan, pero en mi opinión, eso fue una muy buena decisión, y no fue tampoco un factor a echar de menos. 

* * * * * * * *
 Una de las cosas más extrañas de la vida es que solamente de tarde en tarde uno puede estar seguro de que vivirá. A veces uno lo sabe cuando se levanta con el tierno y solemne amanecer, y sale fuera y se queda solo; y se echa la cabeza hacia atrás y mira arriba y más arriba, y observa cómo el pálido cielo azul va cambiando lentamente y cosas maravillosas e insólitas van sucediendo, hasta que el Oriente casi le hace a uno gritar, y el corazón parece dejar de latir ante la inexplicable, imperturbable majestuosidad del sol naciente. 
Esto es lo que sucede cada mañana desde hace miles y miles de años. Es entonces cuando durante un instante lo sabes. Y también lo sabes a veces cuando uno está solo en un bosque, durante el crepúsculo, y la misteriosa quietud de oro intenso que penetra inclinada entre las ramas, y debajo de ellas, parece que nos dijera lentamente, una y otra vez, algo que no se puede ni oír, por mucho que lo intentes. Y luego a veces el inmenso sosiego del azul oscuro de la noche, con millares de estrellas esperando y mirando, te lo confirma; y a veces una música lejana lo hace realidad; y a veces, una mirada de los ojos de alguien.
 * * * * * * * *
En conclusión, El jardín Secreto fue una lectura amena y entretenida llena de bellas citas, y con una narración sutil y delicada. Trataba también temas que últimamente se dejan de lado, como el amor por los pequeños detalles de la naturaleza y la vida, y con unos protagonistas que experimentaron un gran cambio a lo largo de la novela y a los que se les coge un gran cariño. Un clásico merecedor de mucha más fama de la que tiene.


~¿Todavía no lo has leído?

 

 
 

3 comentarios:

  1. He visto la película... y no estoy segura si de pequeña conseguí leer el libro..

    Por cierto, me he llevado un susto cuando al llevar el ratón a la izquierda ha salido el menú ese.. jaja ¡Todavía no lo había visto!!

    un besooo

    ResponderEliminar
  2. Pues no lo conocía y me ha picado la curiosidad *-*
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ohhh!! de pequeña me encantaba la película de este libro,
    la habré visto mas de 50 veces y nunca supe que había un libro!
    Me haré con el lo más rápido que pueda,
    menos mal que he visto tu reseña porque si no... ajajaj
    Mil besos guapa!!!

    ResponderEliminar

Dame tu opinión y me sacarás una sonrisa. Así de fácil. Pero...:
·Spam no, borro comentarios con URLS de otros blogs. Pero aclaro que SIEMPRE visito los blogs de quienes comentan y, si me gustan, comento.
·Sé respetuoso dando tu opinión, y si tienes alguna duda que conlleve a spam, envía un correo a mi email (lorenarocio1@gmail.com) y contestaré con seguridad ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...