Últimas reseñas

sábado, 26 de septiembre de 2015

Reseña de Kissed by an Angel -Elizabeth Chandler

Título: El beso de un ángel
Título original: Kissed by an Angel
Autor: Elizabeth Chandler
Saga: Almas Gemelas #1
Editorial: Planeta
Nº de páginas: 201
Fecha de publicación: 1995
Precio: 12.99€


Sinopsis
Antes de morir, Tristan le prometió a Ivy que la protegería y que la querría para siempre.
El amor verdadero nunca muere.
Ivy es nueva en el instituto de Stonehill, una localidad cercana a Nueva York a la que acaba de mudarse con su hermano y su madre. Es una chica responsable, tímida, buena estudiante y un poco solitaria que siempre ha creído en los ángeles, que considera sus mejores y más fieles aliados. Pronto hace un pequeño círculo de amigas que la ayudan a integrarse a su nueva vida y al instituto.
Tristan es el capitán del equipo de natación. Es un chico inteligente, valiente y uno de los más populares del instituto, aquel por el que suspira la mayoría de las chicas. Cuando Ivy y Tristan se conocen no pueden evitar sentir que están hechos el uno para el otro, son almas gemelas, y se convierten en la pareja perfecta.
Todo cambia cuando Tristan muere repentinamente en un accidente de coche. Ivy cree haberlo perdido todo, incluso su fe en los ángeles que, esta vez, parecen haberla abandonado... hasta que empieza a sentir cosas extrañas a su alrededor, como si una misteriosa presencia la acompañara, estuviera junto a ella, la protegiera...


Mi opinión

Este libro no fue una primera lectura. Cuando tenía 13 años, leí —y me enamoré— la trilogía Almas Gemelas en español. Mis recuerdos, como ya he dicho, eran los de un libro que me encantó y me marcó como una lectura ágil a la vez que bonita. Obviamente, no era tan ilusa para pensar que releyendolo opinaría lo mismo, teniendo en cuenta que en esa época era una romántica empedernida, y ahora se me puede contar más como hater de la romántica. Era eso lo que me hacía reticente a una relectura. 
Pero cuando me apunté al Automnthon, decidí que tenía que retomar la saga y acabarla, ya que Almas cruzadas, el cuarto tomo de esta saga, lleva en mi estantería sin leer demasiado tiempo. Y para refrescar la memoria, me animé al fin a releer la trilogía antes de Septiembre —aunque como véis, no me dio tiempo—. Y aunque no ha sido una malísima lectura, definitivamente ha manchado el bonito recuerdo que guardaba de este libro.

Tu problema es que te lo tomas todo demasiado en serio. El amor es un juego, sólo eso.

Comencemos analizando los personajes. En mi opinión, es obvio que la autora se esfuerza por unos personajes que gusten a un público joven. Tenemos al típico chico guay, fuerte, guapo y amable como protagonista. ¿Ese de todas las películas americanas por las que las animadoras suspiran? Exacto. Un nadador que ensombrece a los siempre adorados futbolistas. Por una parte, eso de cambiar al ligón del quaterback por un nadador es obviamente un punto a favor. Sin embargo, no quita que crea un personaje irreal que hace malabares para enamorar a Ivy cuando puede tener a cualquier chica a sus pies con una simple sonrisa. 

Por otra parte, tenemos a Ivy, una chica dulce, tan dulce que te puede dar diabetes, que se caracteriza por creer en los ángeles. La verdad, para todo lo que hace Tristan para enamorarla, debería ser algo especial. Pero no, no. Es una chica demasiado insulsa, que no tiene nada característico a parte de menos personalidad que un hipster, y que se deja llevar por los demás y ser una marioneta en vez de tomar las riendas y hacerse valer por sí misma. Respecto a sus amigas, Beth y Suzanne, están demasiado estereotipadas. La primera una escritora sin más interés que escribir folios y folios, con la que no se puede hablar sin que saque un cuaderno y empiece un relato —algo demasiado exagerado en mi opinión—; y la segunda una adolescente caprichosa y demasiado hormonada.

Cuando has querido a alguien, nunca lo olvidas. Sigues adelante porque es lo que hay que hacer, pero lo llevas siempre contigo en el corazón.

Hay otros personajes a parte de estos, que toman algo de importancia pero no al completo hasta los siguientes libros. Como Gregory, Philip, Lacey o Will. Todos crearán una trama de misterio que aligerarán bastante el peso romántico entre ambos protagonistas —y evitarán que te entre una sobredosis de azúcar—. La forma que los acontecimientos cambian es bastante curiosa, y pocas cosas se ven venir. Pero la reacción de los personajes ante estos giros deja demasiado que desear. 

La narración de la autora es ágil y rápida. Tal vez, para mi gusto, algo pobre. Apenas una simple descripción entre diálogos de personajes, lo más cerca que estaba de una descripción "cargada" eran los relatos de Beth. Y la verdad, viendo los fragmentos que ponía, no me extraña que la autora prefiera un estilo más sencillo, ya que lo recargaba de adjetivos de una forma que rozaba lo exagerado.  


~Mejor haberlo dejado en un bonito recuerdo.




LMDreamer 

2 comentarios:

  1. No me llama nada, pero suerte con las siguientes lecturas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No había escuchado nada de este libro
    pero creo que no le daré ninguna oportunidad ya que no me llama la atención
    Un fuerte abrazo, nos leemos ;D

    ResponderEliminar

Dame tu opinión y me sacarás una sonrisa. Así de fácil. Pero...:
·Spam no, borro comentarios con URLS de otros blogs. Pero aclaro que SIEMPRE visito los blogs de quienes comentan y, si me gustan, comento.
·Sé respetuoso dando tu opinión, y si tienes alguna duda que conlleve a spam, envía un correo a mi email (lorenarocio1@gmail.com) y contestaré con seguridad ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...