Últimas reseñas

miércoles, 15 de febrero de 2017

El palacio de Petko -Lorenzo Silva y Noemí Trujillo

Resultado de imagen de el palacio de petkoTítulo: El palacio de Petko
Autores: Lorenzo Silva y Noemí Trujillo
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Harper Collins
Nº de páginas: 238
Fecha de publicación: 01/03/2017
Precio: 16.90€

Sinopsis
2215 no tiene nada que ver con el mundo que conocemos. Los avatares y los humanos conviven como hermanos en Petko: el Nuevo Mundo que surgió tras el desastre de las guerras energéticas. La mayoría de edad se alcanza a los 15 años y a esta edad ya se puede ser policía. Estamos en un mundo dominado por la tecnología y son posibles los viajes virtuales a cualquier época y lugar.
Los avatares de Jasmena, Mirena y Alfonsina, tres hermanas de 18, 17 y 16 años, han desaparecido. Las jóvenes policías Ahti-Anne y Lydia-Ludmilla son las encargadas de encontrarlos, junto al informático Cavey. En el curso de esta investigación el equipo formado por Ahti, Lydia y Cavey se da cuenta de que nada es lo que parece y comienzan a cuestionarse el funcionamiento del Sistema KB: el Sistema informático que controla la energía y los suministros de todo Petko. Entre tanto, nadie puede ignorar que la Resistencia es cada vez más fuerte y está poniendo en serio peligro la continuidad del sistema. 
¡Muchas gracias a la editorial por el ejemplar!



Mi opinión

Noemí trujillo es poeta y autora de una serie infantil, Lorenzo Silva, escritor de best sellers y ganador de premios como el Planeta o el Nadal. Son dos autores con experiencia y valorados, y es por eso que me decidí a darle una oportunidad a este libro. Sin embargo, lo que he encontrado era más similiar a un primer borrador que a una novela en sí. Con esto no quiero hablar en detricto de los autores, a los que daré una oportunidad en el futuro con los géneros que ellos más han cultivado; no quiero juzgarlos por el primer libro que escriben del género distópico.

Normalmente señalo los aspectos positivos y negativos, sin embargo, me temo que esta reseña lo va a pintar en general bastante negativo, ya que pocas cosas positivas pueden resaltarse de lo que parece un primer borrador. Me he encontrado con una narración en primera persona demasiado explicativa y redundante, sobretodo en las primeras páginas. Los narradores iban turnándose entre los protagonistas Ahti-Anne, Lydia y Cavey, en lo que parecía cada capítulo. 

Sin embargo, y sobretodo hacia la segunda mitad del libro, había cambios de narrador también dentro de los propios capítulos que sacaban de la lectura, ya que no venían introducidos de ninguna forma: cambio de párrafo, de repente cambia el narrador, cambio de párrafo, vuelve al mismo. Si esto se hubiera hecho desde el principio no habría problema alguno: autores como Woolf o Cortázar son maestros en el cambio de narrador no sólo en el mismo capítulo, sino dentro de los propios párrafos, pero eso comienza a ocurrir pasadas más de cien páginas del libro, y de una forma que resulta más bien caótica y confusa.

La trama, por lo que podéis leer en la sinopsis, parece bastante original. De hecho, en un principio me pensaba que estaba ante un principio de trilogía o, al menos, bilogía. Cuán fue mi sorpresa al ver que lo que en realidad albergaba este libro era una trama prometedora y extensa comprimida en 238 páginas con letra media-grande. Como consecuencia de ésto, el lector se ve obligado a inventarse de la nada un 2215, con los pocos y difusos datos que son dados con cuentagotas. Así, en la mitad del texto puede aparecer un elemento del mundo que no ha sido mencionado anteriormente, pero tratado como que ha estado ahí de toda la vida. 

No es solo el mundo y la trama lo que se ve afectado, sino también los propios personajes. 238 páginas no dan para desarrollar unos personajes redondos. En su lugar, nos encontramos en las cabezas de un protagonista que se define a sí mismo y a los otros, y así hasta completar los tres puntos de vista, y el lector se tiene que tragar que tal es el inteligente, tal muy guapo y tal está triste, porque no lo muestran, solo lo explican. Asimismo, los malos son malos y los buenos son buenos. Ya está, no hay más. Pintan tanta maldad en el antagonista que resulta inverosímil, no sólo que sea así, sino que haya gente que lo respalde.

Se nota que los personajes estaban bien pensados en las cabezas de los autores, que tenían su trasfondo y también habían preparado alguna que otra trama secundaria y elementos de su pasado. ¿Por qué se nota? Porque en lugar de limitarse a ceñirse a los datos relevantes de la trama central, en mitad de la lectura nos encontramos con datos completamente irrelevantes o metidos con calzador, con lo que el libro queda demasiado saturado de información y pesado. Asimismo, las transiciones de una trama a otra se ven muchas veces forzadas. Entre estas destaco el desenlace. El paso de nudo a resolución ocurre en tres líneas, de forma fugaz y que no se sostiene a sí misma.

En resumen, un libro que tenía potencial pero que ha acabado ahogando una trama que pedía extensión en 238 páginas. Personajes planos, narración explicativa y confusa con los cambios de narradores y tramas secundarias metidas con calzador han reducido ese potencial a una obra saturada de información que en algunos puntos resulta incluso caótica.

domingo, 5 de febrero de 2017

La condición animal -Valeria Correa Fiz

Resultado de imagen de La condición animalTítulo: La condición animal
Autor: Valeria Correa Fiz
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Páginas de Espuma
Nº de páginas: 168
Fecha de publicación: Septiembre de 2016
Precio: 15€

Sinopsis
Es imposible que alguien se interne en los doce cuentos que forman La condición animal y no salga de ellos, al menos, sacudido, turbado y, por qué no advertirlo, también conmocionado por la intensidad de estas historias.

¿Qué es lo que nos hace diferentes como especie, en qué consiste la condición humana? ¿Sabernos frágiles, expuestos, mortales? ¿Cómo seríamos si no temiésemos el mal ajeno? Eso parece preguntarse cada uno de los cuentos que Valeria Correa Fiz ha escrito con una prosa visceral, física y cargada de turbiedades, para conducirnos hasta nuestros propios miedos, nuestras inseguridades, nuestros temblores. El ángulo más oscuro del ser humano –la locura y la muerte, el amor y la enfermedad, la obsesión y la violencia y la ternura inevitables–. Un libro brutal. Un libro que duele, como duele siempre la buena literatura.

Pocas veces nos podemos encontrar con un debut tan deslumbrante como este primer libro de Valeria Correa Fiz, una apuesta rotunda, seria y apasionante, que rebosa calidad y, sobre todo, futuro.


Mi opinión

Nunca había hecho una reseña sobre un libro de relatos, y aún no estoy muy segura de que vaya a hacerlo "correctamente". Lo que sí sé es que el mundo de los relatos me ha enganchado, y los de Valeria son unos que valen la pena leer. Nadie diría que es su primer libro publicado, y tampoco que cuando la conoces puede ser una mujer tan simpática y amable, puesto que esta es una de las veces en las que la sinopsis dice la verdad. Es un libro que duele, que te remueve por dentro y cuyos relatos te mantienen pegado a la página, a veces horrorizado, duranate toda su lectura.

Cuánto nos sostienen las ficciones [...] Y cuanto más enfermo se está, más excusas y mentiras se está dispuesto a creer para sujetarse a la vida y a sus pequeños detalles sin importancia. Ahora creo que a fuerza de invenciones, he vivido más de la cuenta.

En La condición animal encontramos una recopilación de doce relatos que giran todos alrededor del mismo tema, el mal, la injusticia y, en fin, la condición animal que sigue habitando en cada persona. Están divididos en cuatro partes: tierra, aire, fuego y agua. Y, mejor ir avisando, Valeria elige empezar con lo más duro.

La narración es fluida con buen ritmo en todos los relatos, cada uno es narrado como lo pide la trama. No son relatos bonitos, ni agradables, son duros, crudos, humanos. Al acabar el primer relato, tuve que dejar el ejemplar de lado mientras pensaba, sentía y me recuperaba. Son historias con fuerza, narradas para que el lector sienta algo dentro de sí mientras las lee. Son historias que realmente piden que te centres en su lectura.

Se perderá mi historia (nuestra historia), pero ¿cuándo? No sé. ¿Cómo? No sé. ¿Dónde? ¿Por qué? No sé.
Pero llegará el final. Contundente como el granizo sobre los campos.

No hay una temática específica que conecte a los relatos. Algunos son simplemente macabros, otros de amor, ciencia ficción... Quizá lo que conecte a cada uno de ellos sea el punto de vista de la autora, tan propio que sorprende. Valeria escribe una literatura propia, nos abre una puerta para ver un futuro distópico, la historia de una madre, y en definitiva la de todos los personajes que aparecen en sus relatos.

A lo largo de la lectura de los cuentos me he encontrado con sentimientos diversos. Algunos me han provocado un horror morboso, otros, añoranza, algunos miedo. Pero ninguno me ha dejado indiferente. Personalmente, me quedo con "El mensajero" y "Perros", y animo a todo el mundo a leer una obra que, sin duda, recordarán.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...